jueves, 7 de junio de 2012

Homeopatìa y la gran cèlula (Sulphur)

Sulphur
Salido de las entrañas de la tierra, acompaña y sostiene al phosphorus “chispa divina” y al mercurius “el señor de la sífilis”, temerosos se alejan los cobardes que huyen de la verdad, así irrumpe quemando, asfixiando, abriéndose paso poco a poco, se disipa en la distancia, se extiende hasta llegar al mar, pero al emerger llama la atención; la tierra grita, todos saben que arruinara lo impermanente, el amor propio, el filosofo harapiento, la amoralidad del bajo mundo, pero con una ética muy estructurada; transita a lo largo de la historia dejando su huella en los profundos cambios filosóficos que definen el comportamiento moral de la humanidad.

¿Quienes somos sin el patrón prestablecido de sentimientos y pensamientos ligados al comportamiento que persiste a lo largo del tiempo y de las situaciones que conforman la hipnosis colectiva? Anula las mascaras de quienes lo rodean porque la constante lucha contra la simpleza lo agota, se ríe internamente de quienes dicen conocerlo porque solo han visto el velo que usa para hacerlos felices, evitando que lo hastíen con sandeces aflorando su marcada pedantería; su mejor arma es el tiempo, aunque no tiene paciencia, Sulphur es completamente tóxico para este mundo, todo tiene un pero, todo tiene un desperfecto o una posibilidad defectiva, sólo el representa o crea la imagen de su gran amigo, “Dios”. 

Los vicios son una distracción que liberan a los mortales mediante la locura, el éxtasis es el Dios Baco que reside en él, teniendo la capacidad de presidir la comunicación entre los vivos y los muertos entre el phosphorus y el mercurius; viajar al mundo que esta fuera de su cueva permitiéndole ordenar el sin sentido de sus teorías.

Su voz en el tiempo dejo de escucharse, ya que hace mas de 4000 mil años, no ha habido un cambio importante en la filosofía o la religión, es así como su verbo se escucha a través de músicos con talento dedicados al Rock o los grandes compositores y directores que marcaron hito en el tiempo; música que no entra en el sistema organizado de los Lycopodium, ya que irrespeta todo orden establecido. Su soberbia se debe a la gran acumulación de conocimiento, el cual no utiliza por pereza, negligencia o irresponsabilidad.


Es así, como su complejo mundo se prepara para la batalla contra los que considera le han fallado a su gran amigo “Dios”.  Siendo esta una de las razones por las que siente una gran tolerancia por el mensajero Natrum Muriaticum, quien le dice “es momento de ponerse de pie” y aun así protesta preguntando “¿Para qué?, si nada va a cambiar”.

Natrum Muriaticum lucha por llevar el mensaje, Sulphur sabe que para que lo puedan escuchar deberán despojarse de sus antifaces de mediocridad e insignificancia, escuchándose una verdad que ensordece, que enmudece, que al verla enceguece, al tocarla quema y corta la respiración, esta es su manera de comunicar, pero no todos pueden, ni quieren escuchar la verdad.

Sulphur esta en el núcleo de la célula, sosteniendo a la chispa divina y a lo más pútrido de nuestro ser,  así que le es fácil ver el fondo de las cosas, es el guerrero que doblega el espíritu de combate de sus enemigos, frontal, la ira destruye todo a su paso, y el sentimiento de culpa lo acompaña lamentando lo que pudo ser.

Es quien nos recuerda que las lamentaciones y la felicidad son efímeras, como un niño que juega seriamente con su carrito, discute, pelea y choca con los carritos de los otros niños, pero el Sulphur sabe que es un juego.  Es el eterno adolescente que cuando llega a ser adulto, observa a los demás jugar con sus autos, sus ejércitos, sus relaciones, lamentándose hasta morir por tomarse en serio el juego que ya no es divertido, es allí cuando se aísla, se retira y vuelve a su eterna búsqueda de la verdad, de quienes somos y por qué vivimos.   Necesitan que lo asombren con enigmas, con misterios, pues le parece tan extraña la existencia que las preguntas surgen por sí solas en su mente.

Lo podemos identificar por sus manos en los bolsillos (no quiero intervenir), casi acostado cuando se sienta en las sillas (por la debilidad), sentado con las piernas abiertas (muestra el tamaño de su hombría cuando se siente disminuido), barrera critica con los brazos (no quiero dejar entrar a nadie), seño fruncido (intolerancia), micro gestos con la boca (mejor no digo lo que pienso), sarcástico, tono de burla rápido y constante, se burla y cambia rápidamente a otro tema, se toma su tiempo en escucha, analiza, preparar una estrategia y arremete sin piedad.  Presentara intoxicaciones intraorgánicas que se reflejaran en la piel, inflamación e hipertrofia de ganglios, congestiones venosas acompañadas de calor y ardor, falta de vitalidad en los tejidos, trastornos en las articulaciones por deficiente eliminación de uratos.

Mariangel Marquez-Howard Yanes
Caracas,Venezuela 06/07/2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.