lunes, 13 de junio de 2011

Acupuntura: modo de compatibilidad

La acupuntura forma parte de un gran legado de la Medicina Tradicional China, la cual existe desde hace más de 5.000 años; aunque se tiene información concreta de su existencia, desde hace aproximadamente la mitad de este tiempo.

La acupuntura considera el cuerpo humano como un sistema de flujo energético que dispone de un amplio y sofisticado sistema de defensas, capaz de localizar las perturbaciones y de dirigir su propia energía y recursos para curar los problemas por sí mismo.  En tal sentido, la labor de la acupuntura no será otra que reforzar las funciones internas de autocuración, ya presentes en cada uno de nosotros.

La tradición nos habla de la energía como una fuente integradora y reguladora de la forma físico-química, por lo tanto, las perturbaciones energéticas que profundizan, cursaran con diversas alteraciones de la estructura orgánica.  Basándonos en la afirmación que el hombre es un ente regido por leyes universales, formando un todo indisoluble e interrelacionado, entonces somos transformadores de energía, capaces de producir y responder a ciertas manifestaciones específicas, las cuales forman los distintos planos psíquicos, de allí la afirmación de que somos psicosomáticos o somatopsíquico y que “El hombre responde al cielo y a la tierra”, sometido constantemente a las influencias cosmológicas y telúricas.


La teoría mecanicista en la cual se base la medicina occidental ha entrado en una nueva concepción integracionista a través de la bioenergética, ciencia que estudia las transformaciones energéticas en los sistemas vivos, incluyendo el estudio de la energía química almacenada y utilizada como nutriente y fuente de energía, además de los métodos de recuperación de la misma.  Por ello, la bioenergética es el puente que permite la integración entre las medicinas vitalistas y las mecanicistas.

Planteado esto sostenemos que las terapias complementarias no se oponen ni desplazan a la medicina oficial, por el contrario, como bien lo dice su nombre, complementan y enriquecen la terapéutica convencional incorporando métodos de comprobada eficacia y de gran utilidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.